BULLSHOOTER DART FEDERATION

Los derechos de propiedad intelectual de esta página web, su diseño gráfico y los códigos que contiene son titularidad de BULLSHOOTER DART FEDERATION, s.l. La reproducción distribución, comercialización o transformación no autorizadas de estas obras, a no ser que sea para uso personal o privado, constituye una infracción de los derechos de propiedad intelectual. Igualmente, todas las marcas o signos distintivos de cualquier clase contenidos en el portal están protegidos por la Ley.
La utilización no autorizada de la información contenida en esta web, así como los perjuicios ocasionados en los derechos de propiedad intelectual e industrial pueden dar lugar al ejercicio de las acciones que legalmente correspondan y, si procede, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.
BULLSHOOTER DART FEDERATION, s.l. desarrollará los esfuerzos precisos para evitar errores y en su caso repararlos o actualizarlos lo antes posible, no pudiendo garantizar su inexistencia ni que el contenido de la información se encuentre permanentemente actualizado.
BULLSHOOTER DART FEDERATION, s.l. podrá efectuar, en cualquier momento y sin necesidad de previo aviso, modificaciones y actualizaciones sobre la información contenida en su web o en su configuración o presentación.
El acceso a la web, así como el uso que pueda hacerse de la información que contiene son de exclusiva responsabilidad del usuario, BULLSHOOTER DART FEDERATION, s.l. no se responsabilizara de ninguna consecuencia daño o perjuicio que pudieran derivarse de este acceso o uso de información.
La información proporcionada a través de la web tiene carácter meramente orientativo.
BULLSHOOTER DART FEDERATION, s.l. no asume ninguna responsabilidad derivada de la conexión o contenidos de los enlaces de terceros a los que se pueda hacer referencia en la web.

El tratamiento de los datos de carácter personal que se realice a través de esta web se sujetará a lo establecido por la Ley de Protección de datos de carácter personal. Los datos que se recojan se trasladaran informáticamente o se archivaran con el consentimiento del usuario, quien tiene derecho a decidir quién puede tener sus datos, para que los usa, solicitar que los mismos sean exactos y que se utilicen para el fin que se recogen.